Considero que pueden ser de interés, las nuevas recomendaciones recientemente publicadas sobre este tema.

El tratamiento hormonal de reemplazo (THR) en la menopausia, sigue estando recomendado por todas las guías de las sociedades científicas de Ginecología.

Pero lo increíble, es que todavía en España haya Ginecólogos reacios a recomendarla.

Posiblemente se deba a que algunas mujeres, según sus genes, pueden tener un riesgo superior al de otras, a tener una trombosis o cáncer de mama.

Riesgo que afecta a menos de un 10% de las mujeres y que actualmente se puede fácilmente conocer, mediante un simple estudio Genómico, y adoptar otras medidas alternativas.

Lo paradójico es que por este posible 10% (que se puede conocer), dejan de aconsejarlo al 90% restante que se pueden beneficiar.

El 30 de mayo se ha publicado en la prestigiosa revista JAMA un trabajo del grupo de Ginecología del Massachusetts  General Hospital de Boston: Menopause Hormone Therapy

Centran y concretan muy bien el tema, por lo que respecta al tratamiento de los primeros cinco años.

Establecen los siguientes puntos:

1.- La terapia hormonal es el tratamiento más efectivo para controlar los síntomas vasomotores de la menopausia. Sofocos y sudores que afectan aproximadamente al 70% de las mujeres de mediana edad y pueden persistir durante una década o más.

2.- La terapia hormonal para la menopausia tiene efectos beneficiosos sobre la densidad mineral ósea y el tracto urogenital, reduciendo el riesgo de fractura y controlando los cambios atróficos y los síntomas asociados conocidos como el síndrome genitourinario de la menopausia.

3.- Recomiendan iniciarla de inmediato, tope diez años después, y nunca (iniciarla) a mujeres de más de 60 años.

Dicen descartar el riesgo de cáncer de mama y enfermedad cardiovascular (muy dirigido a riesgo de trombosis). Si hay riesgo, no está indicado.

4.- Un tratamiento hasta cinco años con estrógenos más progestágenos en mujeres con útero, suma poco riesgo de cáncer de mama. En mujeres sin útero este período se alarga a siete años, pero con tratamiento con estradiol solo.

Pero, una vez leído el artículo, aparece la pregunta ¿Se debe continuar por más años la THR?

Hay decenas de publicaciones sobre los resultados del THR a lo largo de más años. Y confirman que es muy favorable, pues a largo plazo prolonga la prevención de la osteoporosis con menos riesgo de fracturas.

También se ha demostrado que el THR aumenta la unión de la serotonina con sus receptores por lo que, disminuye el riesgo a depresiones y mejora muchas otras funciones cerebrales, lo que conduce a menos riesgo de demencia senil.

Muy importante es que se ha demostrado que el THR disminuye un 30% el riesgo de cáncer de colon, que como es sabido es el más frecuente en ambos sexos. También menos riesgo de glaucoma de ángulo abierto. 

¿Cuál es el riesgo de prolongar el tratamiento hasta 15-20 años?: Lo mencionado anteriormente: el riesgo de cáncer de mama.

¿Y por qué? Porque hay mujeres que tienen determinados polimorfismos genéticos, que  la forma de metabolizar los estrógenos en sus ovarios, lo hacen por unas vías que producen más 4-OH estrógenos (pro-cancerígenos) que 2-OH estrógenos (normales-protectores), así como polimorfismos de los genes de las enzimas de las vías de eliminación, posterior de los mismos.

Conclusión:

Mediante el estudio de polimorfismos genéticos de las enzimas involucradas en el metabolismo de estrógenos, podemos conocer el índice de riesgo que tiene cada mujer a padecer un cáncer de mama, si hace THR a largo plazo.

Hacer este estudio es la forma, científicamente demostrada, de predecir el riesgo de cáncer de mama con un Tratamiento Hormonal de Reemplazo a largo plazo, en relación a si no lo hiciera.

No aconsejar un THR por miedo al mayor riesgo de cáncer de mama, sabiendo que existe esta posibilidad de personalizar el riesgo, es privar a la mayoría de mujeres menopáusicas de todos los beneficios de realzarlo.

Sin olvidar, que el riesgo de trombosis existe incluso en THR a corto plazo, por lo que debe solicitarse el estudio genómico de riesgo de trombosis a TODAS las mujeres al inicio del THR. No hacerlo es incurrir en mala práctica.

 

Dr. Juan Sabater Tobella
European Specialist in Laboratory Medicine (EC4)
International Delegate of the World Society of Anti-aging Medicine
Presidente de Eugenomic.

 

Artículos relacionados: