Sobre el Tratamiento de Reemplazo Hormonal (TRH) en la menopausia, nos hemos referido en diferentes blogs, generalmente relacionados con los datos del estudio Women´s Health Initiative.

A su vez, en el One Million Women Study, detectaron con el TRH menor riesgo de cáncer de colon y de osteoporosis, aun cuando se apreció que el THR aumentaba el riesgo de cáncer de mama y de trombosis.

Con posterioridad, se han ido publicando diversos estudios y trabajos sobre el riesgo cardiovascular.

Actualmente se ha confirmado, que desciende no tan solo el riesgo de cáncer de colon y osteoporosis, sino también el riesgo cardiovascular. Siempre y cuando se inicie dicho tratamiento dentro de los primeros cinco años, después de la menopausia.

Siendo “neutro”, si se aplica dicho tratamiento, entre los cinco y diez años después de la menopausia, y perjudicial si se inicia después de los 10 años.

Efectivamente, un reciente estudio, realizado en la Queen Mary University de Londres, ha demostrado, mediante técnicas de diagnóstico por imagen, que el TRH no aumenta el riesgo cardiovascular, sino que por el contrario ofrece mejores índices cardiovasculares.

The impact of menopausal hormone therapy (MHT) on cardiac structure and function: Insights from the UK Biobank imaging enhancement study

Los autores, revisaron los datos del UK Biobank de 1.604 mujeres menopáusicas. Se eliminaron del estudio, mujeres que tuvieran una historia de cualquier tipo de patología cardiovascular.

Se hicieron dos grupos, unas que no recibieron TRH, y otras que por lo menos se estaban tratando desde hacía tres años. El promedio de tiempo del grupo con TRH fue de ocho años.

A todas ellas se les practicó una resonancia magnética cardíaca muy amplia.

Sus conclusiones fueron:

En una gran población de mujeres postmenopáusicas, libres de enfermedad cardiovascular: el uso del Tratamiento de Reemplazo Hormonal (TRH) no se asocia con cambios adversos en la estructura y función cardíacas.

Y como dato addicional positivo, sobre los beneficios del TRH, se ha publicado un amplio estudio realizado en Suiza.

Demuestra que además, el Tratamiento Hormonal de Reemplazo ayuda a bajar la adiposidad total y especialmente la adiposidad visceral.

Por lo que redunda, no sólo en un menor riesgo cardiovascular, sino también en menor riesgo de diabetes, y mejor salud en general.

Sin embargo, recordamos una vez más, que antes de recomendar a una mujer el TRH por sus muchos beneficios demostrados, se debe descartar su posible riesgo de cáncer de mama y/o de trombosis, mediante un test genómico apropiado.

Riesgo que puede afectar a un 20% de mujeres. Y según los resultados obtenidos, también muchas de ellas, podrán igualmente hacer dicho tratamiento, siguiendo las recomendaciones que aporta dicho estudio.

Dr. Juan Sabater-Tobella
Presidente de EUGENOMIC®
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4).
Member of the Pharmacogenomics Research Network.
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
International Delegate of the World Society of Anti-Aging Medicine.

Vídeo relacionado:

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de:Facebook, TwitterYoutube, Google+, Linkedin.

Última revisión: Dic 17, 2018 @ 5:52 pm