Acaban de publicarse las nuevas guías de la American Geriatrics Society, sobre la medicación en Geriatría. American Geriatrics Society 2019 Updated AGS Beers Criteria® for Potentially Inappropriate Medication Use in Older Adults.

La medicación en Geriatría es un problema de salud muy importante.

En general, son personas muy polimedicadas. No es infrecuente encontrar en centros de tercera edad, pacientes que toman de forma crónica, más de diez medicamentos al día.

En Cataluña, se estima que hay más de 100.000 personas que toman más de 10 medicamentos diarios.

Las guías contemplan diferentes aspectos, dan unas tablas de los medicamentos que NO deberían prescribirse en ancianos. Son los que consideran “no apropiados”.

Entre ellos: fármacos anticolinérgicos, antiespasmódicos, antipsicóticos, barbitúricos, relajantes musculares y un largo etcétera.

Otro capítulo de las guías, dan tablas de fármacos que deberían evitarse y, en todo caso, usarse con precaución. Determinados anticoagulantes, antiagregantes, diuréticos y antiepilépticos entre otros.

Resaltan la necesidad de ajuste de dosis, en relación a la función renal. Las dosis recomendadas en los protocolos son para población sin patologías significativas. Esto es debido, a que en general se establecen los protocolos, basándose en ensayos clínicos, con personas que no tienen ninguna patología.

Pero estas dosis, pueden ser “sobredosis” en aquellas personas – muy frecuente en ancianos- que tienen afectada su función renal.

Las guías, hacen especial énfasis en las interacciones entre medicamentos. Dan unas tablas orientativas de fármacos que no deben prescribirse conjuntamente, pero son solamente una orientación, hay miles de interacciones.

Son muchos los fármacos que interaccionan y muchas las interferencias posibles. Sin dejar de considerar, las que se ocasionan, con las infusiones de plantas medicinales, o complementos, que con frecuencia muchos ancianos suelen tomar.

Es muy importante, revisar en los centros que atienden ancianos o los asistidos en sus domicilios, las posibles interacciones entre los medicamentos que toman.

Ya hemos comentado que, a más edad, más patologías y por tanto más medicamentos y como consecuencia, más interacciones y más efectos adversos.

Consultar en un software de Farmacogenética las posibles interacciones de medicamentos, permite detectarlas y, por tanto, evitar los efectos adversos indeseados debido a una medicación inadecuada.

En nuestros años de experiencia profesional, son muchos los casos que hemos visto con pacientes sufriendo efectos adversos más o menos graves, debido a la interacción entre algunos medicamentos que no debían haberse administrado.

Un ejemplo demasiado habitual son los pacientes de centros geriátricos que toman benzodiacepinas. Ya sean de acción media-larga para tenerlos sedados, o de acción corta para ayuda a dormir.

En los casos que toman algún otro medicamento, que inhiba la enzima o enzimas que elimina las benzodiacepinas, su efecto será, sobredosis.

Por tanto, su consecuencia es: somnolencia excesivamente prolongada, con posibles caídas, derivando en la mayoría de casos, en una fractura.

Debe tenerse en cuenta, que las personas mayores sufren frecuentes caídas, y son la causa más frecuente de accidente, en este grupo de edad. Representan la principal causa de muerte accidental. 

Se estima que más de un tercio de los que viven en residencias, tienen al menos una caída al año, que requieren ingreso hospitalario. Y no es infrecuente que el 50 % no sobreviva un año después.

También, en determinados fármacos, es necesario conocer algún polimorfismo genético que puede, a nivel personal, cambiar el efecto del fármaco.  Este hecho, puede ocasionar efectos adversos graves, ya sea por fallo terapéutico, no les hará efecto la medicación, u ocasionar importantes reacciones de toxicidad.

Como consecuencia, y como señalan las guías, es de buena práctica médica, revisar antes de prescribir, las posibles interacciones que puedan producirse. Sabiendo que pueden evitarlas.

También en determinados medicamentos, la FDA y otros organismos declaran necesario hacer previamente un estudio de Farmacogenética.

El software de Farmacogenética  g-Nomic, informa todas  las interacciones entre medicamentos, y entre estos con plantas medicinales, u otros complementos.

En algunos casos, señala la necesidad de realizar un test genético, con el fin de personalizar más adecuadamente el tratamiento a seguir.

A su vez recomienda, cambios de dosis, o posibles alternativas de medicación más adecuadas, según los requerimientos de cada paciente.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network
Presidente de Eugenomic.

 

Artículos relacionados:

Vídeo