Infarto de miocardio y AINEs

Una de las últimas publicaciones más leídas del British Medical Journal hace referencia al uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y riesgo de infarto de miocardio.

Se explica su interés, pues son de los grupos de medicamentos más prescritos. (Ibuprofeno, ketoprofeno, naproxeno, celecoxib, indometacina, aspirina, etc).

Los AINEs son químicamente heterogéneos, con acción antiinflamatoria, antipirética y analgésica, que ejercen sus efectos por acción de la inhibición de la enzima cicloxigenasa (COX). ​

Son inhibidores de la COX-1 (constitutiva) y la COX-2 (inducible). Cuanto más selectivos de la COX-2, más riesgos cardíacos y menos riesgos gastrointestinales (ejemplo el  Celecoxib). Cuánto menos selectivos para la COPX-2, más riesgos gastrointestinales y menos riesgos cardíacos (ejemplo Aspirina).

El mérito del trabajo es haber hecho una revisión de los muchos trabajos publicados, con un amplio resumen de cada fármaco concreto. En la publicación del British Medical Journal  se hace un meta-análisis de la relación entre el consumo de AINEs y el infarto de miocardio. El conjunto estudiado engloba 61.460 infartos de miocardio, en un grupo total de 446.763 pacientes que tomaban AINEs.

Lo difícil de estudios tan heterogéneos, es correlacionar fármaco, dosis, tiempo de uso, comedicación y otras patologías del paciente.

Utilizando el enfoque estadístico bayesiano, que indica la probabilidad. Los investigadores compararon las odds ratios (ORs) ajustadas del infarto de miocardio agudo pasado, uso reciente y cinco categorías de duración de dosis de los AINE actuales.

El resumen de riesgos (tomando como riesgo 1 el no tomar AINEs) fueron los siguientes: celecoxib 1,24; ibuprofeno 1,48; diclofenaco 1,50; naproxeno 1,53; rofecoxib 1,58. Las dosis altas influyeron más, que la duración del tratamiento.

Concluyen que a mayor selectividad por la COX-2, aumenta más la presión sanguínea, y por ello más riesgo de infarto de miocardio.

Adjunto un link de un trabajo ya antiguo, del año 2007, de la American Heart Association, que explica de forma sencilla y con gráficos muy didácticos, los efectos de la AINEs.

Finalmente recordar que los AINEs provocan muchas interacciones. Por lo que antes de prescribir se debería revisar, las posibles interacciones con los otros medicamentos que el paciente esté tomando.

Teniendo en cuenta además, que la mayoría de AINEs se metabolizan en el hígado mediante CYPs, y por lo tanto habrá que estudiar en el paciente, las posibles variantes genéticas en los genes que las codifican.

Los pacientes que sean metabolizadores intermedios (IM), y sobre todo los metabolizadores pobres (PM), la dosis habitual del protocolo, les provocará sobredosis. Además de los efectos adversos propios de cada fármaco, que en este caso, aumenta mucho el riesgo de infarto agudo de miocardio.

Aplicar debidamente la Farmacogenética, es sin duda una ayuda imprescindible para el médico.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

Videos relacionados:

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: Sep 22, 2017 @ 3:21 pm