Antidiabéticos y dolor en articulaciones

El consumo de antidiabéticos en España se ha incrementado mucho desde el año 2.000 al año 2.014, pasando de 44.6 dosis diarias por mil habitantes, a 70, y ello se debe principalmente al envejecimiento de la población y a la malnutrición, que causa obesidad y ésta a su vez diabetes. Este dato se recoge en una nota de la AEMPS del 3 de setiembre de 2015.

Uno de los mecanismos que tiene nuestro organismo para metabolizar la glucosa, es la hormona llamada GLP-1 que estimula el páncreas para que produzca más insulina después de las comidas. Sin embargo, los efectos de la GLP-1 duran sólo unos minutos, pues una enzima llamada DPP-4 rápidamente descompone en la sangre, la GLP-1. Hay un grupo de medicamentos antidiabéticos que basan su acción en inhibir la DPP-4 y son de los más utilizados, al ser potenciadores de un mecanismo natural.

Los inhibidores de la DPP-4, suelen ser muy bien tolerados y de los mismos se han reportado pocos efectos adversos. Sin embargo la FDA acaba de publicar un aviso alertando que los fármacos antidiabéticos inhibidores de la DPP-4, se relacionan con la aparición de dolores articulares. Concretamente el aviso afecta a los fármacos: sitagliptina, saxagliptina, linagliptina, y alogliptina. Se advierte a todos los médicos que si pacientes tratados con estos medicamentos presentan dolor en articulaciones, el más frecuente es el dolor de rodillas, consideren cambiar el inhibidor de la DPP-4 por otro antidiabético de otro grupo farmacológico, antes que empezar el tratamiento con analgésicos.

El poco tiempo que a veces se tiene para las visitas, puede inducir a prescribir medicamentos para tratar síntomas, pero hay que tener en cuenta que estos síntomas pueden ser consecuencia del efecto adverso de alguno de los medicamentos que ya toma el paciente y por tanto, añadir otros fármacos, puede conducir a ir complicando la situación por potenciales efectos adversos cruzados.

Como premisa previa, cuantos menos medicamentos, mejor, ya que potencialmente todos pueden tener efectos adversos, además de interferirse con otros medicamentos o productos de consumo, que habitualmente toma el paciente.

Por lo que sabiendo que muchos medicamentos se interfieren en su acción y que además, la respuesta individual a los fármacos, depende de los genes de cada persona , no se debiera dejar de consultar un software de Farmacogenética antes de prescribir un medicamento, tanto por ética profesional, como para evitar muchos efectos adversos, escasa o nula respuesta, debida a una medicación no adecuada para el paciente.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

Artículos referenciados:
AEMPS: Utilización de medicamentos antidiabéticos en España
FDA Drug Safety Communication: FDA warns that DPP-4 inhibitors for type 2 diabetes may cause severe joint pain

Artículos relacionados:
Metformina y Vitamina B12
Alerta Diabetes
Diabetes entre cónyuges: no todo es genético
Café y Diabetes Tipo 2

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: Nov 6, 2018 @ 5:22 pm