Estatinas, diabetes y pérdida de memoria

La FDA en el año 2012, obligó agregar una información sobre posibles efectos adversos del Lipitor®, es decir la Atorvastatina, fármaco empleado para bajar los niveles de colesterol, indicando que podía producir pérdida de memoria y que se había detectado la aparición de casos de diabetes, sobre todo en mujeres.

En USA hay una cultura de pleitos a las empresas farmacéuticas (que no comparto para casos como éste) y que les han llovido los pleitos, más de mil, principalmente de mujeres que tomaban el producto y les ha aparecido una diabetes. Bien sea dicho, que la diabetes se les ha podido manifestar porqué ya eran población de riesgo pues tenían el colesterol alto, y quién sabe lo que comen, beben, su peso o su nivel de sedentarismo. ¡Menudo lío para los jueces!.

Lo positivo y práctico: Saber que si se inicia un tratamiento con estatinas y a los pocos meses, se tiene pérdida de memoria inmediata: “¿dónde he dejado las gafas..? No recuerdo donde he dejado las llaves…”, se piense que pueden ser debido a las estatinas. A su vez, cuando existen factores de riesgo de diabetes, se adopten hábitos de vida saludables y controlar periódicamente los niveles de glucemia y en ambos casos, actuar de acuerdo con las indicaciones del médico.

Lo que se debe conocer y prever, cuando se inicia un tratamiento con estatinas, es el riesgo genético de sufrir mialgias y miopatías (dolores musculares) que a veces se diagnostica erróneamente como “fibromialgia”.  En el año 2001, se retiró del mercado mundial la cerivastatina por haberse relacionado en USA con miles de procesos de miopatías con unas 100 muertes. La farmacéutica tuvo que afrontar más de 3.000 pleitos y en el año 2005 tuvo que pagar más de mil millones de dólares en indemnizaciones.

Lo importante es saber los efectos adversos de los medicamentos y prevenirlos. El 10-12 % de la población tiene un cambio genético (gen SLCO1B1) cuyos portadores es casi seguro que si toman la mayoría de estatinas van a desarrollar mialgias y miopatías, que por no saberlo, muchas se suelen diagnosticar de fibromialgia. Personalmente he visto varios casos, que a las pocas semanas de dejar la estatina, “se han curado de la teórica mialgia”.

Recomendamos una vez más, antes de prescribir estatinas, analizar el polimorfismo genético del paciente y consultar en nuestra aplicación informática g-Nomic, las interacciones que otros medicamentos pueden tener sobre las estatinas. Hacer una prescripción personalizada, teniendo en cuenta los genes (Farmacogenética) y verificar las interacciones entre todos los medicamentos y hábitos de vida del paciente.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de Eugenomic®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin

Última revisión: Nov 6, 2018 @ 5:22 pm