Es posible que la población en general, e incluso los profesionales de la salud, no sean conscientes de que la primera causa de daño hepático, son los medicamentos.

Se toman medicamentos, unos prescritos y otros por autoconsumo, también hierbas “medicinales”, y otros “productos naturales”, sin revisar si producen daño hepático.

Un solo medicamento, es posible que no dañe, pero varios y en muchos casos administrados durante años, lesionan el hígado.

Tanto es así, que en USA se ha creado el DILI (Drug Induced Liver Injuty Network), con el fin de informar y recoger datos sobre este problema.

El daño hepático puede ser: toxicidad hepatocelular. Producir colestasis, o mixto. Y necrosis hepática. A los interesados en ampliar conocimientos sobre este tema les recomendamos la monografía de la Clínica Mayo.

La causa más frecuente de ingreso a urgencias por daño hepático, es debida al acetaminofeno (paracetamol), que figura entre los 10 principios activos más vendidos en España. 

El paracetamol se elimina principalmente por glucuronidación y sulfatación. Pero un 5-10% por la enzima hepática CYP2E1 se transforma en NAPQ1, uno de los tóxicos hepáticos más fuertes que se conocen.

Además, el alcohol y el tabaquismo inducen la enzima CYP2E1. Por lo que personas fumadoras y que también consuman bebidas alcohólicas y que tomen paracetamol, tienen mucho riesgo de que su hígado se dañe de forma grave.

No obstante, en los casos de ingresos a urgencias, los análisis no muestran valores altos de paracetamol.

Esto se debe a que el daño, salvo excepciones de ingesta abusiva intencionada, no es por un valor alto puntual, sino debido a una ingesta habitual y constante, que finalmente desencadena el fallo hepático.

Por este motivo, la FDA ha prohibido fabricar medicamentos con más de 325 mg de paracetamol/dosis. Recomienda, tomar un máximo de 650 mg/día.

Ya que, además se ha demostrado, que más dosis no produce más analgesia y aumenta mucho el daño hepático.

FDA Drug Safety Communication: Prescription Acetaminophen Products to be Limited to 325 mg Per Dosage Unit; Boxed Warning Will Highlight Potential for Severe Liver Failure. Comunicado que ya hizo en el 2011 y posteriormente en el 2017

También obliga a advertir que produce lesiones en la piel.

En España se venden preparados que llegan incluso a 1 gramo de paracetamol por dosis. En USA se posiblemente, se habría expedientado al laboratorio.

Hay fármacos hepatotóxicos en muchas familias terapéuticas: antibióticos, antiepilépticos, anti-inflamatorios no esteroideos, hipolipemiantes, anestésicos, antirreumáticos, antirretrovirales y un largo etcétera.

Pregunto: ¿Se tiene en cuenta al prescribir, si el paciente está tomando varios medicamentos que algunos pueden ser hepatotóxicos? Por ejemplo, en algunos pacientes las estatinas les aumentan las transaminasas.

¿Se controla al menos que, pasados unos meses desde el inicio del tratamiento, vuelve a la normalidad? Ya que si el paciente continua con las transaminasas aumentadas, se debe cambiar de medicamento.

Pero no solo se debe considerar los fármacos, muchas hierbas y suplementos dietéticos también pueden producir daño hepático.

Es frecuente pensar, que “todo lo natural es bueno”, pero no es así siempre, no debe descartarse su posible hepatotoxicidad.

Una publicación reciente, que recomiendo, hace referencia a esta cuestión. Liver Injury from Herbal and Dietary Supplements.

El objetivo de este blog es advertir que se tenga presente al prescribir, que hay muchos fármacos hepatotóxicos. Cualquier paciente puede estar tomando varios medicamentos, por lo que antes de recetar uno nuevo, debiera revisarse su estado hepático.

Aquellos pacientes tratados con varios fármacos que produzcan daño hepático, se les debieran sustituir todos o casi todos, por otros que, con el mismo efecto terapéutico, no produzcan daño hepático.

Consultar antes de prescribir, un software de interpretación de Farmacogenética, advierte entre otras muchas indicaciones, si uno u otro medicamento ocasiona daño hepático, o cual con el mismo efecto terapéutico, no produce daño.

Informarse debidamente, solo son unos segundos, que pueden evitar daños innecesarios a sus pacientes.

Dr. Juan Sabater Tobella
Euopean Specialist in Laboratory Medicine (EC4)Ç
Member of the Pharnmacogenomics Research Network
Presidente de Eugenomic

 

Artículos relacionados: