Uno de los problemas más frecuentes de salud es el sobrepeso. En general se debe a una nutrición demasiado rica en calorías y desequilibrada, pero hay una predisposición individual ligada a unos determinados polimorfismos genéticos.

Un mecanismo habitualmente empleado para gastar calorías es hacer ejercicio, pero se debe tener en cuenta que algunos polimorfismos genéticos individuales pueden condicionar que determinadas personas, con el mismo nivel de ejercicio pierdan menos peso y aunque el ejercicio es beneficioso para la salud por muchos conceptos, en esta situación la regulación del peso deberá estar más enfocada a la dieta y menos al ejercicio.

Los sistemas biológicos de control de apetito sirven para regular los ciclos de apetito-saciedad. Estos procesos necesitan de una coordinación de mensajes biológicos entre el aparato digestivo, el tejido adiposo y el cerebro. Polimorfismos genéticos en el gen que codifica la hormona “leptina” (hormona de la saciedad) o el que codifica la “grelina” (hormona del apetito) pueden condicionar una disminución de la sensación de saciedad e inducir a  comer más de lo debido.

La obesidad y el sobrepeso están asociados a la producción de substancias mediadoras del proceso inflamatorio por parte del tejido graso, que pueden causar procesos inflamatorios colaterales perjudiciales para la salud y concretamente pueden ser los iniciadores del proceso la aterosclerosis.

El control del peso depende de vías metabólicas y fisiológicas diferentes, pero con una interdependencia entre ellas, de forma que sólo de la visión del conjunto se podrá obtener una información práctica para establecer unas pautas correctoras. El conocimiento de diversos cambios en los genes que regulan el metabolismo de las grasas y su reparto en nuestro cuerpo, genes que provocan una tendencia a ser sensibles a procesos inflamatorios que facilitan el sobrepeso, y genes ligados al  metabolismo de hormonas que regulan el apetito, así como factores que regulan nuestro gasto de energía, son los que aportan la visión global de la causa del sobrepeso u obesidad.

Una guía del comportamiento dietético individualizado según la predisposición genética de cada persona, facilita la implementación de unos hábitos de vida personalizados, que ayudan a mantener un peso adecuado, por tanto conseguir mejorar la salud y evitar efectos posteriores muy contraproducentes.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: Nov 6, 2018 @ 5:23 pm